14 nov. 2011

El signo Gráfico



La «letra» como herramienta, junto con el color, forma, composición, textura etc. han sido siempre las herramientas básicas del diseñador gráfico y esta es la única que le diferencia de otras disciplinas creativas. Empecemos desde el principio, ¿que es la tipografía y la caligrafía? Son signos, «los signos en general tienen una variedad infinita, inagotable, y una sola ley que los define: “signo“ es todo aquello que significa. Proviene del latín, signum y significa al mismo tiempo signo y dibujo. Signo como “unidad mínima del sentido“ y dibujo como forma construida»


Desde su creación la letra ha ido sufriendo constantes cambios a través del tiempo. Desde la capital romana que hoy conocemos fue desarrollada aproximadamente en el siglo II a.c alcanzando casi la perfección en el sigo I a.c



Capital cuadrada monumental: Imagen de una inscripción que se encuentra en la columna de Trajano. Año 113-114 d.C.



La importancia que tenia la capitalis romana era, la de difundir los triunfos en todos los rincones del imperio, era una muestra de poder. Existía solamente las mayúsculas y estas eran usadas sobre todo en las fachadas de los edificios talladas en piedra.

Podemos ir percibiendo como la forma se adapta a la función tanto la parte estética donde converge con la funcional como los trazos de las patillas formados por el cincel como por el carácter de grandeza que estas transmiten tienen correspondencia con los hechos escritos con ellas.


Este es uno de los muchos ejemplos históricos en los que podemos observar la influencia en la caligrafía. Cada cambio de escritura representa históricamente una ruptura cultural, una innovación. «La letra es el resultado y objeto de la cultura humana. En buena medida la letra se constituye como una herramienta de la antropología ya que en ella encontramos los trazos de la evolución tecnológica, social, cultural y humana».


Con la constante evolución humana, las letras han ido evolucionando también a su par y con esta la connotación de las mismas. La caligrafía antigua utilizada solamente para transmitir conocimientos dio un vuelco con la llegada de la imprenta de Gutenberg y la caligrafía poco a poco dejó de tener un sentido. Incluso con el tiempo la letra entro en el arte consolidándose en una nueva dimensión de mano del cubismo, futurismo, dadaísmo, letrismo y suprematismo que transformaron la idea del signo, o de la letra en un recuso visual más sin sentido a primera vista, rompiendo todas las restricciones de organización tipográfica en una página y utilizado una manera de exponer estos elementos de manera totalmente nueva.


Filippo Marinetti. Las palabras futuristas en libertad. Milan, 1919.

En la época industrial y post-industrial las máquinas eran percibidas con orgullo, con la llegada de los ordenadores, las tipografías pasaron a la pantalla y de mano de Macintosh, introducir el software necesario para poder cambiar de tipografía en un momento sin necesidad de nada más, este gran cambio significó un giro de paradigma tanto para los diseñadores gráficos como para el resto de gente “normal” que aunque no tenia ni idea de que era una tipografía se servía de estas fuentes y poco a poco se ha ido familiarizando con estas.


Ha sido esta democratización de la tipografía que ha producido a mi manera de ver esta “rebelión” de la caligrafía y el lettering hacia el mundo. Cuando un diseñador gráfico se encuentra que las tipografías a veces se quedan cortas, que necesita algo mas, una imagen que a la vez transmita de forma mas expresiva. En un mundo donde las necesidades cambian, la caligrafía antiguamente era usada solamente de manera funcional, para transmitir conocimientos pero con la incorporación de la imprenta mucho mas efectiva que la escritura a mano, quedo relegada hasta dotarla de un nuevo significado.





Caligrafía de mano de Ricardo Rousselot y aunque una será para fines comerciales y otra no, no cambia la idea de caligrafia como imagen.

«Las palabras están hechas de letras de acuerdo pero, ¿de que están hechas la letras?» expone Roland barthes. Para los grafistas los signos son comunicación y son signos visuales. Con esta herencia de las vanguardias los diseñadores gráficos hemos adoptado esta «nueva» función de la letra ya sea tanto tipográficamente como caligráficamente. Volvemos a la definición anteriormente mencionada de signo (del latín , signum) significa al mismo tiempo signo y dibujo, solo que antes basábamos la letra en el signo y ahora este «dibujo» es la composición al completo, el signo no es solamente lo que se escribe sino el mensaje que lo engloba tanto por lo que pone como por como esta puesto y así coge una fuerza mucho mayor a la hora de transmitir el mensaje.


¿Este resurgimiento de la caligrafía se debe en parte también a la evolución de las tendencias? Mientras que como hemos indicado anteriormente antes una tipografía era algo muy preciado (incluso se generó una especie de fiebre del oro, con la aparición de la imprenta, todos querían convertirse en impresores) esta vuelta a los valores tradicionales que estamos viviendo cada vez más, el valorar todo lo “handmade” de otra manera como algo mas personal, mas cálido, más cercano, incluso artes menores como pueden ser considerados los rotulistas ahora se les empieza a reconocer cada vez más su gran labor. Este nueva percepción a la que algunos diseñadores le llaman era post-digital ha servido como escenario perfecto para que la caligrafía y el lettering salgan a la luz con mas fuerza que nunca.

Lettering de Alex trochut,


Este texto, muy poético, nos refleja ese poder de las letras que han ido ganando con el tiempo. «Al transitar por una calle de una ciudad hay siempre letras que hablan, discuten, charlan, confidencian o identifican. Las letras se transforman en gritos de guerra, en mensajes persuasivos, en poemas visuales, en signaturas de identidad o en simples signos abstractos con valor estético. La letra llega a ganar mayor valor que el contenido. La letra como signo es por lo tanto un medio de afirmación personal de ideas, de cultura del hombre es el poder de los signos, la tendencia a alternar entre expresividad mínima o máxima es su revolución, y el alma de la letra es el alma del hombre»



Lettering de Dado queiroz

No podemos decir que haya un resurgir de la caligrafía al fin y al cabo siempre ha estado ahí, por mucho que solo tengamos un leve contacto cuando aprendemos a escribir, pero ahora corren otros tiempos en los diseñadores y otros profesionales la hemos vuelto a sacar a la luz le hemos reservamos el sitio y la importancia que se merece como gran representante del signo gráfico.



Bogidar Mascareñas



Citas sobre diferentes extractos del libro: La Rebelión de los signos, el alma de la letra de Joan Costa y Daniel Raposo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario