22 nov. 2011

Cuando los vestidos no visten

Mirando blogs hace unos días, encontré algo que me llamó la atención. Se trataba de unos vestidos hechos de globos, un concepto de moda muy diferente a lo que estamos acostumbrados hasta ahora, ya que son prendas que como mucho duran 24h en el armario. ¿Y qué pasa si te compras uno y sales a la calle? ¿llega un punto del día que de repente explota y te quedas sin ropa en mitad de la calle? Estas eran las preguntas que me hice nada más verlo. Pues bien, estuve mirando y vi que eran unos diseños de Rie Hosokai. Unos vestidos muy originales y sofisticados cuyo precio de venta ronda los 2000 euros. Son oníricos, casi de fantasía y con ellos está asegurada la sorpresa. Parece que se llevan porque la diseñadora ha vestido a una veintena de novias en los últimos dos años. Rie eleva el arte de diseñar ropa increíble que se podría llamar la alta costura. Puede que a primera vista parezca algo absurdo, pero aunque sea ropa hecha de globos, da una imagen bastante elegante. Parece no tener sentido, pero una vez encuentras la utilidad ya deja de ser tan absurdo y pasa a ser algo más útil. Es algo mucho más escultórico, otra forma artística de mostrar la moda y a lo que no estamos acostumbrados. 



Hablando de esto, he encontrado varios ejemplos más de lo que sería la moda efímera. Nicole Dextras es una diseñadora que se centra en los aspectos efímeros de la naturaleza y su práctica de las estaciones del año, con hielo en el invierno y materiales orgánicos en el verano. Hace ropa de materiales de plantas vivas, tales como hojas, ramas y flores, lo cual tampoco dura mucho tiempo en el armario.



A pesar de que estos diseños me asombraran, me he acordado de un ejemplo que dio mucho que hablar. Si hablo de Jana Sterbak, seguramente no sabréis quién es, sin embargo, seguro que todos conocéis uno de sus diseños más conocidos. Es un artista canadiense conocido por sus obras construidas a partir de la carne. Una de estas obras, diseñada hace 23 años, se a dado a conocer entre muchos de nosotros hace poco tiempo. Se trata de el vestido de carne que Lady Gaga llevó a la entrega de unos premios, ¡creo que este diseñador nunca se imaginó que se daría a conocer porque alguien lo llevara puesto ante miles de personas!




Vivimos en un mundo en el que cuanto más estrambóticas sean las cosas más gustan. Desde finales de la Edad Media hasta  nuestro siglo, la connotación de la moda era basicamente la diferencia de clase, hoy en día, en cambio, su ideal supremo es “estar en la onda”, y para ello es necesario llamar la atención.El concepto de moda que teníamos hasta ahora, era muy diferente. La verdadera moda era eterna, nunca pasaba de moda. Claro ejemplo de ello son Chanel, Valentino, Dior, que lograron transcender en el tiempo y que aún hoy marcan tendencia (aunque no se por cuánto tiempo). La moda era creación, buen gusto. Un creador debe potenciar tus ganas de llevar la moda, sin prejuicios. Lamentablemente o no, en muchos casos se hace de la moda algo solamente banal: si no entras en este patrón, no existes. La cuestión es llamar la atención, ver a quién se le va más la cabeza diseñando cosas.  Hoy en día, la moda no es sólo un lujo estético y periférico de la vida colectiva, sino que se ha convertido en un elemento central de un proceso social que gobierna producción y consumo de objetos, la publicidad, la cultura, los medios de comunicación, los cambios ideológicos y sociales. Hemos entrado en una fase que en el que todo está organizado cada vez más por la seducción y lo efímero. Vivimos en una época en la que la moda es celebrada hasta en el museo: está en todas partes, en la calle, en la industria y en los media… En la esfera de la apariencia es donde la moda se ha manifestado con mayor brillo y radicalidad, la que durante siglos ha representado la manifestación de la organización de lo efímero. Aun así, la moda no se ha mantenido limitada al terreno del vestir. Paralelamente, con distinto grado y rapidez, otros sectores como el mobiliario y los objetos decorativos, el lenguaje y las formas, los gustos y las ideas, los artistas y las obras culturales han sido ganados por el proceso de la moda. Ya todo depende de la moda, me pregunto hasta donde conseguira llegar, ¿que pasaría si vivieramos en un mundo donde no fuésemos esclavos de la moda? 


Ane Pérez




1 comentario:

  1. Un altre variant existent que està bastant de moda últimament podrien ser els vestits de paper, per si vols ampliar els exemples.

    http://nicolashenri.ch/blog/2009/05/making-of-paper-fashion-video/

    ResponderEliminar