22 nov. 2011

Diseño y sociedad en tiempos modernos


Información masificada
El mundo está repleto de información banal e innecesaria que nos pretende vender conceptos a diario. El nivel de ametrallamiento publicitario actual és insostenible. Observar treinta marcas de limpieza, de bebidas, de fast food y de ropa al mismo tiempo en un día no puede ser bueno para nadie. Ni para los ciegos, que lo acaban notando en la actitud y comportamiento de la gente por la calle. Vivo en una gran ciudad, Barcelona. En un día corriente he observado 21 opis diferentes, 5 anuncios de revista, 14 anuncios de televisión, 6 pop-ups y 4 por youtube.

They Live - Obey, Consume, This is your God


En fin, que la cantidad de información publicitaria que recibimos a diario se ha multiplicado por 300% en los últimos 8 años. Y de la ética no queda ni rastro. Entonces llega el momento de plantearse: El echo de que no haya percibido una lesión grave en mi cerebro hasta ahora, significa que estoy siendo inmune a todo ello? El subconsciente me avisa cada vez más del peligro. Que tenemos la cabeza repleta de falsos deseos y esperanzas puestas sobre objetos intrínsecos.
Entonces llega la razón y te dice que en realidad no sucede nada. Y más siendo diseñador gráfico, donde este flujo de información se multiplica exponencialmente sin parar…

Engañosa y pro capitalista
Hay algo que ha fraguado en mi que no logro olvidar desde que empezé en Elisava. Al finalizar mi primer curso me di cuenta que la mayoría de los de mi profesión se dedican a "vender". A prostituirse gratamente y cerrar los ojos delante del mundo que tienen delante. Al mundo que ellos mismos han creado. El diseño gráfico tiene su parte bonita, si, pero también la más oscura y la que tiene más culpa de todo esto. La que ha cumplido los deseos más húmedos de los empresarios y los directores de marqueting de las marcas más poderosas.



Y que pinto yo en todo esto?
Quiero yo formar parte de esa sociedad que se dedica a convencer a el resto de que sigan las pautas que sus clientes les han pedido que sigan? Creo que no. Quiero yo vender IBM, cocacola, niñee, hp o Mcdonalds? No me ha sucedido, pero mi filosofía por ahora me dice que no. El echo de que estén aceptadas socialmente no debe significar que son "marcas libres de juicio". Negocios con personalidad de psicópata atormentado. Esa es la realidad. Las empresas actúan en libre albedrío y sin restricciones de ningún tipo. Los gobiernos internacionales permiten un uso del sistema viciado, adulterado e injusto para la mayoría. Que potencia la desigualdad y la supremacía del mundo rico sobre el pobre.


Pero te imaginas que un día tu hubieras realizado el logo para la estafa multimillonaria más sonada de la historia? Que hayas contribuido a que millones de persones sean ahora pobres por confiar en alguien que a simple vista parecía creíble?

Incierto futuro
En la mayoría de los trabajos uno proyecta su mejor futuro trabajando para las mejores marcas del mundo, los mejores restaurantes para un chef, etc. Pero en nuestro caso existe una crisis de valores. Un riesgo notable de trabajar y tratar con el mundo mundo que detestamos y criticamos a diario. Ya que cualquiera de las mejores marcas a nivel global puede ser un suculento manjar para un bien diseñador. Eso incluye a todas las marcas. Cualquier negocio, partido político o lobby empresarial. Uno debe plantearse en cierto modo si quiere formar parte de ello o no. Mientras, el entorno laboral, profesional y personal te anima y te convence de que sí, que merece la pena.

Me veo en un futuro en España?
Éstas són las reflexiones de un estudiante que está apunto de ser lanzado a un mercado nacional supuestamente exhausto, desestructurado y en crisis existencial. Los estudios pequeños cierran y los grandes cada vez lo son más. Entonces queda lo más impersonal, corporativo y ajeno de nuestra sociedad como los "estandartes" de nuestra profesión. Así como sucede en el resto de sectores. Éstas son reflexiones de alguien que ha viajado al extranjero, a visto otros puntos de vista y se ha convencido de que efectivamente, lo que hay en casa no es siempre lo mejor. Observar lo que sucede ahí afuera, aquello que tan erróneamente consideramos inalcanzable llamado resto del mundo.
El país justo acaba de trazar un camino de lo más oscuro e imprevisible. El color azul tiñe aquello que llamamos "nuestra tierra" y nos avisa de la importancia de abrir los ojos.

Viaje a Irlanda
Estuve viviendo en Dublín, capital de Irlanda, durante 6 meses. Allí pude descubrir que hay grandes ciudades en el mundo en que la publicidad no te invade como en Barcelona, New York, Tokio, Bankok…
En el camino de mi casa a la universidad (unos 10 minutos en bici) podía ver hasta tres calles donde los muros en ambos lados eran "free canvas" para artistas de todo el mundo. Las obras se entremezclaban entre las que eran arte en sí mismas y las de publicidad de bares, restaurantes y discotecas sin que las pudieras diferenciar. Ello me hizo descubrir otro "diseño". Aquel que conseguía objetos bellos sin caer en la homogeneidad publicitaria de hoy en día. Dónde paseabas envuelto de colores, formas y composiciones que no pretendían atraer tu mirada en una milésima de segundo mientras pasabas por ahí dentro de un bus.




Entonces tuve la posibilidad de realizar un proyecto personal en la ciudad de Dublín por el que me daban créditos en la universidad. Decidí crear algo así como el diseño gráfico sin publicidad en la ciudad de Dublín. Decidí explorarla, sin marca y sin limitaciones. Me planteé, no es eso el arte en sí mismo? No, porque esto sólo se trata de un entrenamiento, de una formación personal como diseñador. De una reflexión sobre por dónde queremos proyectar nuestro futuro como profesionales y esto también es parte de nuestro trabajo. Deberíamos tender a llenar la ciudad de obras interesantes, piezas en sí mismas y considerar más el entorno.

Al llegar a Barcelona lo que me encontré fueron opis, banderolas, quioscos y balas publicitarias inmensas anunciando colonias en las fachadas de propiedades bancarias y aseguradoras. Arte urbano está claro que lo hay, pero la publicidad con más presupuesto olvida ya esta realidad del entorno. Esa belleza de la mezcla entre la obra y el ambiente. De la creación sujeta a lo que le rodea. Está tan olvidado que ya ni existen obras nuevas promovidas por el propio ayuntamiento a lo largo del tejido público de la ciudad. Las hay, si, pero a cuentagotas y en espacios reservados. El espacio público continua siendo desagradable y estresante.

Viaje a Bruselas
Más tarde, hace un par de semanas, visité Bruselas, capital europea. Y observé exactamente lo mismo. Con tan sólo llegar a la ciudad observabas que allí no había miedo por lo no publicitario. Todo lo contrario, existen una gran cantidad de murales repartidos por toda la ciudad. Muchos de ellos artísticos, pero algunos de ellos al mismo tiempo publicitarios. Pero tampoco lo parecían, en realidad se esmeraban para no parecerlo. Cada dos calles encontrabas laterales de edificios con murales inmensos que te alegraban la vista al pasar. No se trataba de convencer, sino de agradar. Ni de convencer agradando.


Philadelphia
Como último referente me interesa mostrados un proyecto que están todavía desarrollando en Philadelphia desde hace años. Un diseñador gráficos llamado Steve Powers. Que decidido llenar su entorno de intervenciones tipográficas con mensajes positivos.Intentando dar mensajes de ayuda, de amor y de ánimo a la gente del pueblo. Finalmente ha conseguido también una retribución por ello. Pero lo ha logrado sin perder la esencia del no prostituirse. Este és el tipo de proyectos creo que deberíamos de tener como referente al realizar nuestros trabajos.


Entonces pensé, que hay de esto en Barcelona? Pues mucho, pero no tanto como podría. Aquí nada és ya gratuito y el espacio va muy caro. "La pela és la pela" com diem aquí. Te imaginas pasear por Barcelona y observar esto en vez de un póster a escala 1000:1 de las nuevas botas de Leo Messi? Todos somos diseñadores gráficos, si. Pero ellos también intentan con sus herramientas crear un entorno más agradable y aleatorio que el que nos encontramos aquí hoy en día.



2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. T'adjunto un altre referent que crec que va molt per la linia del que mostres, és un amic de NY que porta uns anys vivint aqui i fa coses forç sorprenents.

    http://ripovisuals.com/

    Albert Romagosa

    ResponderEliminar