15 nov. 2011

Reflexión sobre un futuro incierto

"Los científicos norteamericanos advierten que una intensa tormenta solar de 2012 provocaría un enorme desastre a la humanidad, ejerciendo un impacto a cada aspecto de la sociedad moderna".

Fuente: ABC News

Es cada día más fuerte la teoría, la cual nos advierte, que el año que viene la red eléctrica se volverá frágil a causa de una tormenta solar que llegará a interrumpir las señales satélite, y llegará a afectar a todas las transmisiones por cable e inalámbricas.

Artículo de José Manuel Nieves: La Tormenta solar del fin del mundo / ABC.es

Leyendo artículos en diferentes blogs y viendo vídeos relacionados podríamos plantearnos y preguntarnos, qué debemos hacer y si esto quiere decir que la tecnología dejará de funcionar tal y como la conocemos.

Creo que es importante empezar planteando la situación que viviremos en un año aproximadamente. Los pronósticos que la NASA, los diferentes estudios científicos y los medios de comunicación nos comunican son, si más no, perturbadores. Nos empujan a realizarnos preguntas que hasta ahora nunca nos habíamos planteado seriamente.

Al mismo tiempo que pensamos sobre nuestro porvenir, deberíamos analizar como es la actualidad en la cual nos movemos y convivimos. Somos una sociedad con una dependencia tecnológica extremadamente elevada. Probablemente si acercamos un SmartPhone a un niño y a la par, le dejamos un libro al lado; este niño no se pensará dos veces que coger primero. Y seguramente sepa utilizar antes el dispositivo multimedia que abrir el libro. Temible el futuro que nos aguarda.

"Tras conseguir que ocho de cada diez adolescentes dediquen buena parte de su tiempo a la telefonía móvil, las redes sociales, etc., el sector pretende fijarse ahora en sus hermanos pequeños, porque se ha percatado de que a ellos también les gustan las tablets y otros dispositivos similares.

Artículo de Josep Lluís Micó: Lalegan las tabletas para niños / lavanguardia.com



Video sobre el manejo de los niños sobre las tablets

Este artículo y este video nos muestra la actualidad de la sociedad actual y como las nuevas generaciones dependerán de la tecnología de una forma abismal y mucho mayor de la que dependemos nosotros, actualmente.

------

¿Año 2050?

Hace 15 años desde la última tormenta solar, desde que empezarán en el 2012.

Aún no se cómo sigo cuerdo. Ciertamente no recuerdo y veo inviable acertar el año en el que me encuentro. Me gusta empezar mis relatos especulando sobre cuantos veranos han pasado, aunque no creo que me aleje mucho de la realidad.

Ya no consigo recordar con claridad. Cada día echo de menos aquella sociedad y todo lo que se ha olvidado.

------

Posiblemente sea un poco apocalíptico al pronosticar un futuro en el cual el mundo tal y como lo conocemos ha desaparecido y se asemeja a un mundo nómada, en el cual la gente vaga de un lugar a otro, sin información, sin seguridad… Este provenir se caracteriza por la total desaparición de la tecnología tal y como es hoy en día.

La tormenta eléctrica puede llegar ha desbaratar la red eléctrica a la que la sociedad puede acceder y de la cual se beneficia. Podemos llegar a perder parte o la totalidad de la información digital que el población mundial tiene en la red. Bancos, fichas sanitarias y muchos más documentos que afectan de una forma muy elevada y totalmente directa a nuestra vida cotidiana.

Así pues, la sociedad actual debería pensar que estamos haciendo con todo lo que nos rodea. Estamos confiando casi la totalidad de los aspectos de nuestras vidas a la tecnología, sin preocuparnos qué pasaría si esta fallará. És necesario tener siempre una vía de escape a las innovaciones; lo nuevo, no siempre es mejor. Y lo antiguo, no siempre es algo de culto, sino un seguro de vida. Si el dinero en forma física como lo conocemos (billetes, monedas…) desapareciera y solo nos abasteciéramos de dinero electrónico, y la red eléctrica finalmente cayera; nos podríamos preguntar cómo podríamos obtener productos o pagar los servicios que la sociedad necesita.

Lo dicho nos hace reflexionar sobre lo que observamos en una situación como la del transporte público de Barcelona, por ejemplo. Actualmente, se puede observar a diferentes tipologías de usuarios realizando diferentes actividades; las cuales la mayoría giran entorno al mundo digital, y estas duplican a las actividades que envuelven al mundo del papel. Así que no es tan descabellado pensar que definitivamente nos volveremos totalmente dependientes de la tecnología.


Lo pasado como fuente de información.

Por otra parte, podríamos reflexionar sobre el mismo tema recurriendo a los acontecimientos pasados. Fósiles, pinturas rupestres, manuscritos son algunos de los ejemplos que nos permiten conocer aspectos de sociedades antiguas y aprender de ellas. Si conocemos lo pasado podemos adelantarnos a situaciones similares en un futuro. Aunque el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Pero dejando la ironía a un lado, la importancia del material físico es algo que perdura en el tiempo y que es más difícil de destruir, y hasta el momento nos sigue llegando información de civilizaciones pasadas, y cada día aprendemos de ellas.


Pintura en las Cuevas de Altamira
Ejemplo claro de conocimiento heredado

Los fósiles nos permiten conocer las formas
de vida del pasado y nos aportan datos científicos

Sumeria - Cuna de la escritura
Escritura Cuneiforme

Si nosotros perdiéramos la costumbre humana de dejar material físico documentando los hechos que el mundo vive día tras día. ¿Qué será de la sociedad futura? ¿Alguien conocerá la historia de la humanidad cuando lo digital venza y la red fallará?

A la par, debería hacer referencia a la reflexión que Sergio Castillo Madonar realiza en su Proyecto Final de Estudios "Memorias". Este plantea también un año 2050 invadido por una sociedad envejecida y plantea el concepto de "reflejar una realidad que estamos viviendo ahora, para que se mantenga viva en el futuro". Es decir, "plasmar y dejar escritos mensajes para ser leídos en el futuro del que poco sabemos como van a ser las cosas dada la situación actual. Muchas son las teorías, las suposiciones, pero lo más sincero es que no hay todavía nada cierto que nos diga como será el mundo de aquí 50 años. Por lo tanto había que buscar una manera 100 % segura de que estos mensajes de los que hablamos prosperaran en el tiempo con total certeza sin lugar a pérdidas o desaparición de dichos mensajes. ¿ Y que mejor que dejar mensajes pintados en piedras como se hacía antiguamente en la prehistoria ? "

Memorias 2011 · Visible Actualmente en la sala de exposiciones de Elisava - Éxits 2011

Aquí podemos observar otra manera de llegar a una misma conclusión tratando el envejecimiento social como otra posible causa.

La conclusión que este estudiante de diseño plantea es la de plasmar una serie de mensajes que tengan que ver con la sociedad actual, con la total seguridad de que la sociedad futura los recibirá. Así pues, plantea una modernización de la pinturas rupestres, con la intención de desvincularse de la tecnología; ya que también comenta en su tesis la anteriormente nombrada tormenta solar.

La conclusión que podemos substraer de este articulo y de sus referentes, es que la tecnología debe de ser un apoyo a nuestro sistema de vida más primitivo y nunca un substituto total. Son muchos los que comentan el romanticismo y alma que tiene el papel, en contraposición al formato digital. Así mismo, también se afirma que el papel no llegará a desaparecer de una forma total, y que se convertirá en un objeto de culto, cual vinilo, cassette, disquete o CD.

Pero no es una razón de romanticismo por la cual el papel deba perdurar, sino de seguridad y conocimiento. El formato físico debe ser igual de importante que lo fue en la Prehistoria, en la antigua Sumeria o posteriormente, en la época de Gutenberg. Mantener este formato es una razón de lógica. Algo que no tiene un formato tangible es como si no existiese. No podríamos hablar del Cristianismo, sino tuviéramos documentos en los cuales se explican los hechos sucedidos entono a la vida de Jesucristo; al igual que en las otras religiones, respectivamente.

Así pues, creo conveniente concluir diciendo que fueron en realidad los documentos físicos los que crearon el universo en 7 días.


Javier Jabalera Castro

No hay comentarios:

Publicar un comentario