12 nov. 2011

DISEÑO DE INTERACCIÓN COMO NOVEDAD

El Diseño de Interacción se centra en el comportamiento entre un objeto o sistema y sus usuarios. A los creadores, a lo largo de la historia, les ha interesado como el objeto se adapta a las necesidades del usuario. Así, dentro del diseño industrial, por ejemplo, se han desarrollado disciplinas como la ergonomía, la mercadotécnica o la metodología. En los últimos años, el diseño de interacción se ha centrado en sistemas de tecnología complejos, como el software, dispositivos móviles y otros dispositivos electrónicos. Pero en todos estos campos vinculados al diseño de interacción muy pocos proyectos han sido capaces de resultar novedosos y ofrecer nuevos comportamientos y experiencias al usuario.
Pero la interacción no es siempre unidireccional del objeto hacia el usuario, sino que se pueden apreciar distintos niveles de interacción. En este artículo me gustaría destacar cuatro que me parecen importantes de destacar.

Nivel 1: Cuando lo que importa es la interacción entre creador y obra
Este nivel se suele observar en mundo artístico. Un ejemplo es la obra de Jakson Pollock cuyas obras se aprecian no por la imagen final, sino por el proceso de creación expresado en ellas. Es decir, no importa la forma sino como se ha llegado a ella. Prueba de eso es que es uno de los primeros artistas a al cual se le grababa cuando pintaba.


En la música también vemos un claro ejemplo, el rectable. Es un instrumento que no aporta nada nuevo en cuanto a sonidos se refiere, pero sí en la creación de estos. Escuchar una canción hecha con un rectable no llama la atención, sin embargo, verlo en vivo es otra cosa.


Nivel 2: Interacción entre objeto y usuario
En este nivel el objeto y el usuario se ponen a la misma altura de manera que todo lo que haga uno afecta al otro. Podríamos pensar que es el más común, sin embargo, se le suele dar más importancia al usuario que al objeto. En muy pocos proyectos de aprecia igualdad entre ambas partes y muy pocos de ellos llegan a ser originales y novedosos.
Uno de ellos es la lámpara luxalive. Este objeto permite que se cree una situación en la cual todo lo que hace uno afecta directamente al otro. De esta manera el vínculo que aparece entre ambas partes es muy grande permitiendo que se observe a la lámpara como algo más que un simple objeto más de la casa.


Nivel 3: Interacción del objeto hacia el usuario
De nuevo es el arte el que aparece en este nivel. Pero aquí se muestra de una manera más filosófica. Este nivel implica que el objeto a través de su forma produce una reflexión en el usuario que lo observa. En esto se basan muchas obras pictóricas, fotográficas o escultóricas.
Un ejemplo son los trabajos con ferrofluidos. Me parecen originales porque además de no ser estáticas, tan solo trabajan con el material, y no hacen alusión a nada externo, sino que es el usuario el que las interpreta y las relaciona con otras experiencias.


Nivel 4: Interacción entre objeto y objeto.
Este nivel es más extraño, y es más difícil de encontrarlo en nuestro día a día. Sin embargo podemos observar algunos ejemplos en campos como la producción industrial o la robótica misma. Estos objetos suelen tener un carácter más productivo. Pero cuando aplicamos este tipo de interacción a destinos comerciales se observan resultados muy interesantes.
Un ejemplo es el jokebugs. Un altavoz que interacciona con las lámparas cambiando el tipo de música dependiendo de la intensidad de la luz


Desde mi punto de vista creo que el diseño y en especial el diseño industrial, debería orientarse hacia el nivel 2. Sin embargo, se tendría que equiparar al usuario al mismo nivel que al objeto. Creo que de esta manera se crearía un tipo de relación entre ambas partes mucho más interesantes y con unos vínculos más fuertes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario