10 dic. 2011

DISEÑO DE INTERACCIÓN COMO NOVEDAD II

El Diseño de Interacción se centra en el comportamiento entre un objeto o sistema y sus usuarios. A los creadores, a lo largo de la historia, les ha interesado como el objeto se adapta a las necesidades del usuario. Así, dentro del diseño industrial, por ejemplo, se han desarrollado disciplinas como la ergonomía, la mercadotécnica o la metodología. En los últimos años, el diseño de interacción se ha centrado en sistemas de tecnología complejos, como el software, dispositivos móviles y otros dispositivos electrónicos. Pero en todos estos campos vinculados al diseño de interacción muy pocos proyectos han sido capaces de resultar novedosos y ofrecer nuevos comportamientos y experiencias al usuario.
Pero la interacción no es siempre unidireccional del objeto hacia el usuario, sino que se pueden apreciar distintos niveles de interacción. En este artículo me gustaría destacar cuatro que me parecen importantes de destacar.

Nivel 1: Cuando lo que importa es la interacción entre creador y obra
Este nivel se suele observar en mundo artístico .Las obras de este tipo se caracterizan por ser, a primera vista, difíciles de entender. El usuario u observador de la obra ha de tener un conocimiento previo de lo que está observando para que le resulte novedoso e interesante. Un ejemplo es la obra de Jakson Pollock cuyas obras se aprecian no por la imagen final, sino por el proceso de creación expresado en ellas. Es decir, no importa la forma sino como se ha llegado a ella.


Resulta evidente que si no conoces a este autor y la manera en la que trabajaba, sus obras pueden parecer vanales y simples. Sin embargo, el hecho de que sean tan valoradas es una consecuencia de introducir este nuevo concepto en el mundo artístico, la importancia de la interacción entre el creador y la obra. De esta manera, empieza a cobrar importancia el proceso de creación y de trabajo, siendo muy importante documentarlo para después poder entender de una manera correcta la obra final.
Existen otros ejemplos fuera del ámbito del arte y mucho más actuales. En la música vemos un claro ejemplo, el rectable. Es un instrumento que no aporta nada nuevo en cuanto a sonidos se refiere, pero sí en la creación de estos.


Escuchar una canción hecha con un rectable no llama la atención y desde luego, no resulta novedoso. Sin embargo, verlo en vivo es otra cosa. Poder apreciar en vivo la manera en la que la música se crea es sorprendente y ayuda al usuario a entender el porqué de este instrumento y la manera en la que funciona.

Nivel 2: Interacción entre objeto y usuario
En este nivel el objeto y el usuario se ponen a la misma altura de manera que todo lo que haga uno afecta al otro. Podríamos pensar que es el más común, que hoy en día la mayoría de objetos nos condicionan de la misma manera que nosotros los condicionamos a ellos. Sin embargo, se le suele dar más importancia al usuario, siendo este el que afecta directamente a la vida, utilidad, posición, etc del objeto. En muy pocos proyectos de aprecia igualdad entre ambas partes y muy pocos de ellos llegan a ser originales y novedosos.
Uno de ellos es la lámpara luxalive. Este objeto permite que se cree una situación en la cual todo lo que hace uno afecta directamente al otro. De esta manera el vínculo que aparece entre ambas partes es muy grande permitiendo que se observe a la lámpara como algo más que un simple objeto más de la casa. Este valor añadido es tan extremadamente valioso como difícil de conseguir. Es valioso porque el lazo que une al objeto con el usuario llega a tocar el ámbito personal y se desmarca de razones estéticas o funcionales. Se llega a poner al mismo nivel que el típico anillo de los bisabuelos, pero siendo un objeto nuevo.


Nivel 3: Interacción del objeto hacia el usuario
En este nivel el objeto provoca una reacción en el usuario mediante algún tipo de sensación emotiva. Los objetos inducen a la reflexión por el simple hecho de poder apreciarlos con los distintos sentidos. Es por esto por lo que es, de nuevo, el arte el que ha sabido acoger de una manera adecuada este nivel.
Un ejemplo son los trabajos con ferrofluidos. Me parecen originales porque además de no ser estáticas, tan solo trabajan con el material, y no hacen alusión a nada externo, sino que es el usuario el que las interpreta y las relaciona con otras experiencias.


Pero lo importante de este tipo de obras es la capacidad que tienen de provocar al observador. Como éste es capaz de observar vida en seres inertes con la reflexión que esto implica. Este nivel es una prueba de que los objetos pueden llegar a ser realmente influyentes en la vida de las personas basándose en la interacción que existe entre ambos.

Nivel 4: Interacción entre objeto y objeto.
Este nivel es más extraño, y es más difícil de encontrarlo en nuestro día a día. Sin embargo, este tipo de interacción es muy utilizada en campos como la producción industrial o la robótica misma. Estos objetos se consideran máquinas ya que tienen un cierto nivel de autosuficiencia e inteligencia artificial. Pero a pesar de ser utilizadas en ámbitos más bien industriales también se pueden apreciar en objetos más cotidianos consiguiendo resultados muy interesantes. Un ejemplo es el jokebugs. Un altavoz que interacciona con las lámparas cambiando el tipo de música dependiendo de la intensidad de la luz.


Podemos apreciar como también es necesaria la interacción del usuario, pero la principal conexión se establece entre dos objetos. Es precisamente esto lo que hace a este altavoz novedoso ya el usuario se ve desplazado y es tan solo un simple observador. Un observador que se ve sorprendido precisamente por verse desplazado, pero siendo consciente de que esa situación es algo provocado por el hombre mismo.

Estos cuatro niveles sirven de ejemplo para reflejar la fuerza que cobra la interacción en distintos ámbitos como son el comercial, el diseño o el arte. Esta fuerza se debe a la capacidad de  los objetos de sorprender. Sin duda, esto es sinónimo de novedad y buena apreciación por parte de los usuarios y por tanto es una manera de cambiar la vida de las personas. No es casualidad el hecho de que el mundo evolucione de manera tan rápidamente está relacionado con una serie de objetos que han cambiado nuestra manera de interactuar (smartphones, portátiles, etc.). De esta manera un buen diseño siempre debería tener en cuenta la interacción como una de las ramas principales del proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario